Zapatos de los prisioneros ejecutados por los nazis

La Alemania nazi construyó a partir de 1940 varios campos de concentración y un campo de exterminio en Auschwitz que, al igual que el resto de los campos de concentración, estaban administrados por las SS, bajo el mando de Heinrich Himmler. Los comandantes del campo fueron Rudolf Höss hasta el verano de 1943, al que siguieron Arthur Liebehenschel y Richard Baer.

La historia dice que esos zapatos quedaron malditos y que nadie se animo a usarlos por que dejaba una sensación de miedo en la gente y siempre ocurrían accidentes que no se podían explicar. Estos no son solo cuentos o historias de miedo son historias reales que han pasado en el mundo y que hasta la fecha no tienen ninguna explicacion.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *