Cuenta la leyenda que en 1933, una niña fue enterrada viva, mientras cantaba esta melodía: “Take jack balcu”. Ahora que has leído la maldita canción, te aparecerá en mitad de la noche. Si compartes este mensaje, el pequeño no te hará daño. Tu amabilidad será recompensada.

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *