La historia habla de un grupo de pelucas echas apartir del Cabello cortado a mujeres prisioneras antes de su ejecución. Según cuentan estas pelucas quedaron malditas en el tiempo y quien las usa conoce a sus dueños en las noches oscuras. Mas de uno ha visto a una mujer de cabellera larga llorando en las esquinas solo para después desaparecer.

Estas pelucas fueron creadas por los nazis que cortaban el pelo de las mujeres judías antes de ser ejecutadas existen varios informes que detallan que estos cabellos eran usados para fabricar material textil empleado en varios productos de manufactura. Asi que si compras algo asegúrate de que no venga con estas maldiciones incluidas.

No olvides comentar y compartir con tus amigos esta historia que es completamente real.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *