Segun muchas paginas de internet… y no es que solo nosotros hayamos inventado esto pero se han demostrado que leer cuentos de miedo, relatos de historias terroríficas reales y ver películas de terror y vídeos de terror es positivo para la salud física y emocional. si estas con una chica todo puede suceder.

En primer lugar, la producción de adrenalina aumenta y, en consecuencia, se activa el sistema nervioso, lo que es un mecanismo que permite que la persona esté preparada para conseguir huir o enfrentarse al peligro.

En una investigación realizada por la Universidad de Coventry (Reino Unido) en el 2003, el equipo de científicos estudió a 32 voluntarios y se constató un incremento significativo en la cantidad de glóbulos blancos (encargados de combatir las infecciones y enfermedades), lo que conlleva una mejoría en el sistema inmunológico.

Por lo tanto, los investigadores consideran que la literatura y el cine de terror producen un “estrés bueno”, que activa el organismo y mejora la función inmunitaria.

(Ver películas de terror)

Además, el hecho de que aumente la frecuencia cardíaca y los niveles del dióxido de carbono expelido y del oxígeno consumido conlleva un gasto de calorías, lo que puede ser equivalente a un paseo de 30 minutos.

Por otra parte, el estímulo de un buen susto mejora el estado de ánimo. Las hormonas y neurotransmisores que se liberan durante una experiencia aterradora hacen que la persona sienta después menos ansiedad y frustración y, en definitiva, aumenta su bienestar.

Ya sean historias de miedo reales, de ficción o leyendas de terror para niños, no hay duda de que las historias de terror para no dormir fascinan a un gran número de lectores. Si al placer de la lectura se le suman los beneficios que los cuentos de terror aportan a la salud, la conclusión es que todos deberíamos leer más historias de miedo.

No olvides comentar nuestros articulos y colabora siempre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *